Punta Arenas -
#HASTASIEMPREMD: EN ESTOS CASI 9 AÑOS, POTENCIAMOS Y DIFUNDIMOS LA CULTURA DEPORTIVA DE LA REGIÓN DE MAGALLANES. MUCHAS GRACIAS POR ESTAR CON NOSOTROS!

3/12/17

UN 60 POR CIENTO DE LOS NIÑOS DE EE.UU. PODRÍAN SER OBESOS A LOS 35 AÑOS

3/12/17

>>Servicios:
imprimir página

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. 

La mayoría de los niños que crecen en EE. UU. hoy en día serán obesos a los 35 años de edad, predice un nuevo análisis computarizado.

El autor líder del estudio, Zachary Ward, describió el pronóstico como "aleccionador".

Pero, añadió, "no debe ser sorprendente que vayamos en esa dirección. Ya estamos llegando a ese nivel de obesidad adulta en ciertos subgrupos [y] áreas del país".

Aun así, Ward expresó cierta sorpresa ante lo fuertemente que ser obeso a una edad muy temprana predecía la obesidad décadas más adelante.

"Por ejemplo, encontramos que tres de cada cuatro niños de 2 años con obesidad seguirán siendo obesos a los 35 años", dijo. "En los niños de 2 años con obesidad grave, esa cifra es de cuatro de cada cinco".

Ward es candidato doctoral de políticas de la salud en el Centro de Ciencias de las Decisiones sobre la Salud de la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., más o menos un 20 por ciento de los niños y adolescentes estadounidenses de 6 a 19 años de edad son obesos. Eso refleja una triplicación de las cifras desde los años 70.

El nuevo análisis se inició como parte de un esfuerzo de mayor tamaño llamado "Estudio de la rentabilidad de las intervenciones en la obesidad infantil" (CHOICES, por sus siglas en inglés).

Primero, los investigadores combinaron datos de la estatura y el peso de cinco estudios en que participaron 41,500 niños y adultos. Entonces, usaron un modelo computarizado para generar una muestra representativa de 1 millón de niños "virtuales" de hasta 19 años de edad, que vivían en el año 2016.

El modelo predijo entonces cómo las tasas de obesidad se comportarían hasta que todos los niños virtuales cumplieran los 35 años.

El modelo indicó que tener sobrepeso o ser obeso a principios de la vida aumentaba el riesgo de obesidad más adelante en la vida. Además, mientras mayor era el sobrepeso o la obesidad de alguien en la niñez, más probabilidades tenía la persona de ser obesa a los 35 años.

Cuando se extrapoló para reflejar a la sociedad estadounidense como un todo, la simulación concluyó que más de un 57 por ciento de los niños estadounidenses de hoy en día (casi 6 de cada 10) acabarían siendo obesos a mediado de la treintena.

El estudio de Ward y sus colaboradores aparece en la edición del 30 de noviembre de la revista New England Journal of Medicine.

Una experta en salud y nutrición expresó poca sorpresa ante los hallazgos.

"Las predicciones de los autores son bastante coherentes con la prevalencia actual de obesidad adulta", afirmó Lona Sandon, profesora asistente de nutrición clínica en el Centro Médico de la Universidad de Texas Southwestern, en Dallas.

"Las tendencias muestran que la obesidad está ocurriendo a una edad más temprana en la adultez, y [el] nivel actual de obesidad infantil sugiere que la tendencia continuará", advirtió Sandon, que no participó en el análisis.

Dado que "la obesidad es difícil de revertir a cualquier edad", enfatizó, la prevención es clave. Los padres no deben confiar de forma exclusiva en los programas escolares de nutrición y actividad para que hagan ese trabajo.

"Los padres preocupados pueden hacer esfuerzos por preparar y ofrecer comidas más saludables en casa, planificar unos horarios de comida regulares, limitar el tiempo ante las pantallas, animar a la participación en los deportes, animar a la participación en actividades del tiempo libre que sean activas en lugar de actividades más sedentarias y, sobre todo, dar el ejemplo al ser activos, tener una relación sana con sus propias opciones alimentarias, y también tener horarios regulares para comer", enumeró Sandon.

© Derechos de autor 2017, HealthDay