Punta Arenas -
#HASTASIEMPREMD: EN ESTOS CASI 9 AÑOS, POTENCIAMOS Y DIFUNDIMOS LA CULTURA DEPORTIVA DE LA REGIÓN DE MAGALLANES. MUCHAS GRACIAS POR ESTAR CON NOSOTROS!

18/4/17

EL AGUA SUPERA A LAS BEBIDAS DEPORTIVAS PARA LOS DEPORTISTAS JÓVENES

18/4/17

>>Servicios:
imprimir página

Los niños raras veces necesitan el azúcar y la sal adicionales, señala un médico.

El agua es una mejor opción que las bebidas deportivas para los deportistas jóvenes, afirman los especialistas en medicina del deporte.

La mayoría de los jóvenes no se esfuerzan con una intensidad ni duración que ameriten el azúcar ni la sal adicionales que contienen las bebidas deportivas, señaló el Dr. Matthew Silvis, director de medicina de atención primaria en el deporte del Centro Médico de Salud de la Universidad Estatal de Pensilvania.

"Las bebidas deportivas pueden reponer parte de lo que se pierde durante el ejercicio, pero en realidad hay que hacer más de 45 minutos a una hora de ejercicio antes de pensar en eso", dijo Silvis.

"Muchos de nuestros niños no hacen lo suficiente como para que sea necesario", añadió en un comunicado de prensa de la universidad.

Además, dar a los niños bebidas deportivas con azúcar adicional los pone en riesgo de aumentar de peso y de caries dentales, anotaron Silvis y sus colaboradores.

La Dra. Katie Gloyer es médica de atención primaria en el deporte en el Grupo Médico de la Universidad Estatal de Pensilvania, en State College. Se mostró de acuerdo en que "los niños y los adolescentes en realidad no deben consumir esas bebidas. El agua es el mejor método de hidratación".

Las bebidas energéticas que contienen cafeína u otros estimulantes tampoco son una buena idea para los niños, enfatizaron los investigadores. Esas bebidas pueden aumentar la presión arterial, provocar palpitaciones cardiacas y trastornos del ritmo cardiaco, dolores de cabeza y dolor de estómago.

Algunos niños también podrían sentirse agitados o nerviosos tras consumir una bebida energética, añadieron los expertos.

Los entrenadores y los padres deben ofrecer agua para asegurarse de que los niños se hidraten de forma adecuada durante el ejercicio, apuntaron los médicos.

"Si juegan en tiempos de 30 o 45 minutos, deben hacer una pausa para beber agua, y quizá agregar rodajas de naranja fresca o una barra de granola para añadir un poco de azúcar y/o proteína a un nivel adecuado", aconsejó Silvis.

Tras el ejercicio, la leche con chocolate entera o baja en grasa funciona igual de bien, o mejor, que las bebidas de recuperación. "La leche con chocolate tiene una combinación perfecta de grasas, proteínas y carbohidratos que es buena idea devolver al sistema", añadió Silvis.