Punta Arenas -
MAGALLANESDEPORTES.CL EN SU MES ANIVERSARIO

PRIMEROS CAMPEONES DE RED BULL VALPARAÍSO CERRO ABAJO ANALIZAN CAMBIOS EN LA PISTA EN SU 20AVA EDICIÓN

Imprimir página

 A 20 años de su primera edición.  

Cercana a cumplir 20 años de historia, la carrera que todos los años sorprende a los cientos de espectadores en las laderas de Valparaíso no hace más que crecer. Desde sus sencillos inicios en 2003, donde unos cuantos riders pusieron a prueba sus bicis por Cerro Alegre, las curvas y obstáculos de Red Bull Valparaíso Cerro Abajo son cada vez más desafiantes, avanzando a ritmo firme a medida que el nivel de los pilotos de dowhnhill urbano crece. 

Bien lo saben Sebastián Vásquez y Antonio Leiva, míticos pilotos chilenos quienes fueron de los primeros en coronarse Reyes del Puerto, y quienes han visto la carrera avanzar y moldearse junto con ellos. 

“He corrido 11 veces Red Bull Valparaíso Cerro Abajo, y a medida que pasa el tiempo la carrera se ha vuelto más exigente y los obstáculos más desafiantes. Con el tiempo, hay riders que se han ido especializando en los descensos urbanos, y el nivel ha ido subiendo muchísimo. Con ellos hemos logrado tener la pista más espectacular del mundo, dicho por los propios pilotos”, cuenta Vásquez, quien marcó el comienzo de lo que sería la serie global más grande de la disciplina, hoy con paradas en México, Colombia y próximamente Italia. 

En ese entonces, el track comenzaba en Cerro Alegre, desde la Plazuela San Luis, y terminaba en la intersección de las calles Elías con Cumming. Gran parte de las bajadas eran de tierra, y los saltos eran construidos por los mismos riders y la comunidad. A lo largo de los años, su trazado fue tomando diversas formas entre el Cerro Bellavista, Alegre y Cárcel, culminando en sus versiones más recientes en la histórica Plaza Aníbal Pinto, que ha visto coronarse campeón a referentes como el chileno Pedro Ferreira, el alemán Johannes Fischbach y el checo tricampeón Tomas Slavík. 

Otro de los pilotos que conoce de cerca los inicios de la carrera es Antonio Leiva, campeón en 2004, 2005, 2006 y 2008, y que ha sido testigo de su gran evolución. 

“En 2004, el ambiente era más familiar, el mundo del mountain bike urbano era pequeño y todos nos conocíamos. El circuito ha cambiado mucho y siento que todos sus cambios, a pesar de que sugieren más dificultades, se han vuelto más seguros, lo cual ha hecho que las complejidades de la pista estén en otros conceptos, como el físico y mental”, destaca Leiva. 

Entre una de sus partes más complejas, Leiva destaca la antigua sección “Las Ruinas”. “Siento que esa sección siempre fue muy desafiante, debido a que se encontraba en la última parte del circuito y tenía unas pasadas de mucha, pero mucha precisión, en donde un centímetro fuera y perdías la rueda. A veces los saltos más grandes no son los más complejos, sino zonas trabadas de mucha exactitud en la elección de tu trazado”, señaló. 

Fuente de muchas caídas también ha sido el sector “Atahualpa”. “En este se entra completamente de lado y sin ver el sector, y hay que volar aproximadamente seis metros y medio, lo que pone muy muy nerviosos a los espectadores”, agrega. 

Este próximo 3 de marzo Red Bull Valparaíso Cerro Abajo cumple 20 años, y trae consigo aún más emoción y velocidad en su pista. “Siento que como riders, tenemos tan buen nivel, que cualquier obstáculo se puede superar. La dificultad del circuito es un total, que incluye más que los obstáculos físicos, los psicológicos, cómo la ansiedad, el nerviosismo y sobre todo, las expectativas. Veamos qué sorpresas nos trae este año el circuito”, finaliza Leiva.