Punta Arenas -
TODO EL DEPORTE REGIONAL EN MAGALLANESDEPORTES.CL

FERNANDA OVALLE, LA NIÑA QUE VINO DE COLOMBIA CON ALGO MÁS QUE UNA MEDALLA

Imprimir página

Campeona del sudamericano U14 femenino de básquetbol y la mejor jugadora del Torneo.

La familia Ovalle Cáceres tuvo un viernes 10 de noviembre sencillamente inolvidable, se abrazaban y lloraban papá Mauricio, mamá Silvana y la hija Fernanda, la protagonista principal de esta historia quien se acababa de consagrar campeona del Sudamericano U14 femenino. Pero el premio vino doble, porque la pequeña alera fue elegida la mejor jugadora del campeonato luego de un rendimiento extraordinario.

Los papás de Fernanda regresaron a Santiago con un trofeo que sin duda marcará sus vidas, porque su hija junto a otras 11 niñas que hicieron historia en el básquetbol nacional, tras conseguir el torneo jugado en Colombia en condición de invictas, algo que sorprendió a muchísima gente, pero no a este grupo de jugadoras.

“Nosotras lo imaginábamos o al menos esa era nuestra idea, a medida que fue avanzando el campeonato íbamos viendo que estábamos al nivel y que podíamos ganarlo. Pusimos todo lo que pudimos y así conseguimos la victoria”, expresó una alegre Fernanda, que volverá más motivada que nunca a su club, Universitarios Chile.

La joven de 14 años aseguró que la victoria no fue un accidente, sino que un trabajo planificado de la Federación y el cuerpo técnico, que comenzó con los entrenadores Enzo González y Juan Miranda reclutando jugadoras desde todas partes del país y con concentraciones varias veces al mes desde julio, incluida una en la ciudad de Valdivia. “Influyó muchísimo la ayuda de la Federación, como decía Catalina (Valenzuela) en la conferencia de prensa (realizada este lunes en el plenario del Coch), tuvimos muchos más entrenamientos que otras veces y pudimos organizar más los sistemas, acomodarnos con el grupo y también conocernos todas”.

Sin embargo, sí se notó realmente sorprendida cuando escuhó su nombre en la elección de la mejor jugadora del campeonato “Fue algo muy emocionante para mí, no lo había imaginado y cuando dijeron mi nombre me emocioné mucho y fue súper lindo. Después todos mis amigos y familiares me llamaron , me felicitaban y me decían que me lo merecía, que había sido un gran esfuerzo detrás de todo esto y todos estaban muy felices.

Respecto a su futuro, la joven de 14 años explicó que tiene un objetivo claro “Me gustaría irme a Estados Unidos, ya estuve un mes en un campus y me gustó cómo era allá entonces quisiera estar de nuevo así”, explicó.

Ahora, Fernanda Ovalle se concentrará en volver de la mejor manera a Universitarios Chile, club que estará orgulloso de recibir a la mejor jugadora del Sudamericano, un torneo al que fue con un sueño y volvió con medalla, trofeos y un abrazo que seguramente vivirá para siempre en su memoria.