Punta Arenas -
#HASTASIEMPREMD

13/11/17

SANTIAGO SE PREPARA PARA RECIBIR LA FÓRMULA E

13/11/17

>>Servicios:
imprimir página

A tres meses de que se corra la cuarta fecha e inaugural.

El 3 de febrero los ojos del mundo motor estarán puestos en el circuito callejero capitalino, al más puro estilo de París, Berlín, Nueva York o Montreal.

Por lo mismo, la organización del Antofagasta Minerals Santiago E-Prix trabaja hace meses para cumplir con los altos estándares internacionales que exige la Federación Internacional del Automóvil (FIA) para homologar el recorrido de 2.470 metros que partirá en la Calle Santa María pasado Purísima, para atravesar el río Mapocho y bordear el Parque Forestal.

Para ello, la producción debe cerrar el circuito con muros de concreto que se hacen con moldes especiales, sumando casi cinco kilómetros lineales de extensión. Además, debe preparar la infraestructura eléctrica, graderías, la transmisión televisiva para más de 180 países, garajes, sala de prensa para recibir 300 periodistas y el sistema de carga para los monoplazas eléctricos, que utilizan generadores de última tecnología y son cero emisiones de CO2. Eso sólo para empezar.

Y todo esto, manteniendo el funcionamiento del centro de Santiago. De hecho, los primeros montajes del circuito comenzarán los primeros días de enero, los que no debieran alterar el normal desarrollo de la ciudad.

Para ello, se trabaja en una mesa técnica en conjunto con múltiples organismos públicos y privados liderada por la Intendencia de Santiago, junto a entidades como el ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, la Municipalidad de Santiago, el Serviu, el Consejo de Monumentos Nacionales y Juntas de Vecinos, entre otros.

Cabe destacar que este megaevento cuenta con el apoyo del Gobierno, en el marco de su Plan de Política Energética Nacional al 2050, donde la electromovilidad juega un rol fundamental.

Paralelamente, a partir del 14 de enero, comienza a llegar el equipo internacional que complementará el staff local, sumando más de 200 personas de producción, mientras que las escuderías llegarán a partir del 28 de enero.

El 3 de febrero se realizará la carrera que marcará un antes y un después en la historia del deporte de nuestro país.

Todas las áreas involucradas serán dejadas, como mínimo, en las mismas condiciones en las que están actualmente e incluso mejor, como parte de la herencia que deja la Fórmula E en las ciudades por donde pasa.

Un evento de clase mundial
La Fórmula E es un campeonato oficial de la Federación Internacional del Automovil (FIA), que comenzó en el año 2014, buscando desarrollar el automovilismo ecológico y que fue descrito como “una revolución silenciosa” por su fundador Alejandro Agag.

Desde la generación de la energía para cargar las baterías hasta el funcionamiento de sus automóviles es completamente eléctrico. Todo está pensado para preservar el medioambiente de cada lugar donde se disputa cada carrera.

Las 14 fechas del campeonato se realizan en importantes ciudades de cinco continentes, donde hoy compiten 10 equipos oficiales y cada uno de ellos cuenta con dos pilotos de talla mundial, como Nico Prost, Nelson Piquet Jr o Lucas Di Grassi.

Además, cada carrera se disputa en un circuito urbano, gracias a que su realización es sustentable y silenciosa. Estos monoplazas emiten un sonido que no supera los 80 decibeles, con una velocidad máxima de 225 km/h.

Los bólidos cuentan con el atributo adicional de entregar un espectáculo imperdible al contar con tecnología de punta, que les permite acelerar hasta 100 km/h en menos de 3 segundos.

“Es por todas estas razones que la Fórmula E se ha convertido en la competencia del futuro, ya que no sólo es la mejor plataforma para probar y desarrollar tecnología que es cada vez más relevante para el sector automotor, sino que también permite acercar la electromovilidad a millones de habitantes de las ciudades más importantes del mundo, como Nueva York, Berlín, Hong Kong y ahora Santiago”, explicó Eliseo Salazar, gestor del Antofagasta Minerals Santiago E-Prix 2018.